Temporada OSCyL 10 2019-2020 Turno 1

OSCyL

Comprar entradas
- Sala Sinfónica
12 / 17 / 22 /  27 / 32 /  35 €

Orquesta Sinfónica de Castilla y León

Andrew Gourlay director


Homenaje al abonado

Descargar BOLETIN CONCIERTOS HOMENAJE T 19-20

En 2019-2020 queremos sumarnos a la celebración del 250 aniversario del nacimiento de Ludwig van Beethoven, y así dedicaremos este concierto a sus obras, concretamente dos oberturas y dos sinfonías. Por ello, es necesario marcar dos casillas correspondientes a las oberturas y otras dos correspondientes a las sinfonías, para conformar un programa en el que las obras se interpretarán a razón de una obertura y una sinfonía en cada parte del concierto. Como en otras ocasiones se habilitará una urna desde el día 20 de diciembre de 2019 hasta el día 8 de febrero de 2020, que estará a su disposición para que pueda depositar su elección. También puede enviar por mail el formulario ya cumplimentado a la dirección de correo electrónico info@centroculturalmigueldelibes.com

Como siempre, queremos agradecerles profundamente su colaboración y participación en la ocasión especial que invariablemente supone este concierto, con el que deseamos poner de manifiesto la capital importancia que tiene para la orquesta su público más fiel: los abonados, que en esta temporada han superado el número de 4000.


El concierto Homenaje al abonado, que instauró en la temporada de la OSCyL su inolvidable director emérito, Jesús López Cobos, después de haber creado esa tradición en la Sinfónica de Cincinnati, siempre ha tenido gran éxito. El público se siente partícipe al crear un programa que muchas veces suele mostrar una inesperada coherencia, y el hecho de votar las obras no deja de ser una acción cercana a lo lúdico; pero en cualquier caso se trata de una de las formas de agradecer a los abonados su excepcional fidelidad, que aumenta cada año y que demuestra que la OSCyL se ha convertido en un punto de encuentro cultural de primer nivel.

Gourlay: “Gourlay dio un paso más (…). Esta vez la interpretación llegó a unos límites de entrega y radicalidad conceptual raramente vistos en la asociación OSCyL-Gourlay. Las posibilidades que otorgó la voluminosa presencia de la cuerda hicieron que las proporciones entre familias brindaran unas posibilidades que fueron aprovechadas en todo su esplendor” (Mundoclásico, a propósito de Shostakóvich, 2019) .

OSCyL: “Permítanme que lance un ¡que vivan los percusionistas!, porque es un goce ver a cuatro de ellos, más al timbalero, ser como una segunda orquesta perfectamente unida y orgánica con la cuerda. Aquí todo fue contención, precisión y un control rítmico ejemplar” (Scherzo, a propósito de Schchedrín, 2018).