Guitarricadelafuente

Guitarricadelafuente

GENERAL

Comprar entradas
- Sala Sinfónica Jesús López Cobos
28 / 32 €

«La Cantera»


Guitarricadelafuente estrenó el 6 de mayo su primer álbum, La cantera, un trabajo en el que se puede encontrar la esencia pura de un artista especial. Poseedor de un talento peculiar y seductor, su extrema originalidad le convierte en uno de los talentos más prometedores del momento. La cantera así lo certifica.

Del nuevo álbum se han podido degustar maravillas como Mil y una noches, Vidalita del mar y Quién encendió la luz —su mascarón de proa—, una serie de avances que ahora completa con A carta cabal. El nuevo sencillo, que se estrena el mismo día que el disco, es un tema tan enigmático como su videoclip, pero sobre todo absolutamente Guitarrica, una singularidad extraordinaria en un músico de su juventud.

La cantera es un trabajo que entronca con sus raíces, con ese “Ahí viene la cantera” con que saludaban a los chavales los mayores de su pueblo, Cuevas de Cañart, en el Maestrazgo turolense. “La Cantera representa el relevo de la juventud en cada generación, Como una chispa que siempre has llevado dentro y prende para quedarse viva, como un relato sobre los muchachos que abrazan su origen y se enorgullecen de él”, explica Álvaro Lafuente, el artista detrás de Guitarrica.

En ese destino idílico en el que reposan los buenos recuerdos, el lugar al que la cantera siempre quiere volver, él recrea un mundo en el que la juventud inconformista se enfrenta metafóricamente a una sociedad corrompida por los adultos. Es la reinvención de un lugar mítico que aborda de la mano de Raül Refree, uno de los grandes productores del momento. Juntos descubrieron las enormes posibilidades de unas canciones que exploran caminos distintos, pero sin perder jamás el vínculo con la tradición tal y como la entiende el artista.

El resultado sorprende al propio Álvaro: “Es como haber llegado a un punto al que quería dirigirme para comprobar lo que quería hacer, y no puedo negar que me asombra hasta a mí”.

La personalidad artística de Guitarrica se ha ido forjando paso a paso, canción a canción, progresivamente arrimando una producción avanzada a partir del sonido clásico de su guitarra.

Con el estreno del álbum, el 27 de mayo arrancó la gira de La cantera. Madrid, Gijón, Zaragoza, Alicante, Málaga y Palma de Mallorca son algunas de sus paradas, con conciertos confirmados en ocasiones en solitario pero también en festivales como Mad Cool, Mallorca Live, Weekend Beach Festival o el Festival de Los Sentidos.


GUITARICADELAFUENTE: LA EVOLUCIÓN DE LAS RAÍCES

Guitarricadelafuente… Muchos son los elementos de Álvaro Lafuente que remiten a sus raíces, comenzando por el diminutivo de su nombre artístico, que fluye desde el pueblo aragonés de sus abuelos. O esa inseparable guitarra acústica que también le bautizó. Por eso la sofisticación que afronta adquiere en su música una dimensión especial: fascinante y seductora. El Guitarrica de 2021 se doctora desde una originalidad extrema, la misma que le convierte en uno de los artistas más prometedores de la nueva década.

El parón de la pandemia le situó en un punto de vista distinto frente a sus canciones. Ya no salen directamente de su guitarra, sino que se someten a un cuidado proceso creativo, para jugar con las estructuras y reinventarse en el estudio. Es un nuevo Guitarricadelafuente, pero es el mismo. El de ese estilo tan personal que le hizo explotar desde la muy casera El conticinio (2018), grabada en su habitación con un micrófono de Singstar. Pero ahora sin tapujos para flirtear con la electrónica y los sonidos urbanos.

Las raíces de Álvaro (Benicasim,1997) se engalanan en La cantera, su primer álbum. “Ahí viene la cantera”, le decían sus abuelos cuando lo veían pasar en sus vacaciones por las calles de Cuevas de Cañart, Castellote, en el Maestrazgo turolense. Con apenas 70 habitantes, el pueblo recuerda mucho a eso que llaman la España vaciada. Es una especie de lugar mítico que reinventa de la mano de Raül Refree, uno de los grandes productores del momento. Juntos descubrieron las enormes posibilidades de unas canciones que exploran caminos distintos, pero sin perder jamás el vínculo con la tradición tal y como la entiende el artista.

Es un decidido paso adelante para un tipo que se rebela contra el encasillamiento y que inaugura una etapa en su trayectoria. Se apoya en el folclore o en la poesía y escarba entre sonidos introspectivos pero coloridos. Es una versión refinada de aquel chaval que un buen día se convirtió en ídolo de masas y que ahora pone encima de la mesa sus argumentos de más talento.

Si con El conticinio había hecho bum, más reproducido sería su sencillo Guantamamera, otro guiño a Las Cuevas de Cañart —donde grabó su videoclip—, que ha sumado 23 millones de escuchas. En 2019 fue clasificado como uno de los fenómenos musicales revelación de España por diferentes medios.

Su primera gira, La Girica, la empezó en 2019 y la continuó en 2020. Visitó distintas ciudades y festivales de España, con el papel agotado en muchos de sus conciertos. Uno de sus grandes hitos iba a ser el Teatro Circo Price de Madrid, previsto para el 3 de abril. Vendió todas las entradas en ocho horas, pero ocurrió lo que todos sabemos. En 2020, fue nominado a tres categorías de los Premios MIN de la Música Independiente: Mejor Artista Emergente, Mejor Canción del Año por Agua y mezcal y Mejor Videoclip por Guantanamera.

Pero todo eso ya es historia. Guitarrica se renueva y suena melancólico pero feliz, convencido como está de que una cosa no está reñida con la otra. Mezcla un pandero de peñaparda con sintetizadores, pasa del bombo legüero a su propia y peculiar guitarra y agita a Labordeta con Bon Yver. Sus piezas suenan actuales, pero encajan con la tradición en un puzle con vocación de obra selecta.

El resultado sorprende al propio Álvaro. Lo explica de la siguiente manera: “Es como haber llegado a un punto al que quería dirigirme para comprobar lo que quería hacer, y no puedo negar que me sorprende hasta a mí”.