Temporada OSCyL 8 2017-2018 Turno 2

OSCyL

Comprar entradas
- Sala Sinfónica
12 / 17 / 22 / 27 / 32 / 35 € • Fila OSCyL 50 € / Abonados OSCyL 40 €

Orquesta Sinfónica de Castilla y León
Semyon Bychkov, director
Katia y Marielle Labèque, pianos


Obra a determinar

Max Bruch (1838-1920), Concierto para dos pianos en la bemol menor, op. 88a

Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893), Sinfonía n.º 4 en fa menor, op. 36


El recuerdo que el director ruso Semyon Bychkov ha dejado de sus colaboraciones con la OSCyL es imborrable, ya desde aquel lejano Lohengrin en versión de concierto. Y es que Bychkov es un director realmente grande, y ha dirigido las mejores orquestas que existen: Filarmónica de Viena, Filarmónica de Berlín, Concertgebouw, Chicago, Nueva York…; practica tanto el repertorio sinfónico como el operístico; ha grabado multitud de CD y acumula una buena colección de premios (sin ir más lejos, en 2015 los Premios Internacionales de Ópera lo nombraron mejor director del año). En fin, todo un referente, que además trae una de sus especialidades: Chaikovski y su Sinfonía n.º 4, obra en la que resulta complicado aportar elementos propios, porque es tan conocida que todo parece estar dicho ya; pero si por algo se caracteriza Bychkov es por llegar con varios ases inesperados en la manga en cuanto a brío y originalidad.

Tampoco puede olvidarse el protagonismo de las famosísimas hermanas Labèque en la primera parte de este concierto: son toda una institución, y se han convertido en las representantes por excelencia del dúo pianístico. Han tocado en salas como el Musikverein, La Scala, el Carnegie Hall o la Philharmonie. La tremenda garra de sus interpretaciones ha conseguido que el público las adore, incluso en piezas no demasiado conocidas, como es el caso del Concierto para dos pianos de Bruch. Se trata de una obra que tiene una historia azarosa, ya que su parte orquestal sufrió buen número de revisiones a lo largo de los años y hubo de terminar siendo reconstruida en 1973, que es cuando se realizó el primer registro, dirigido por Antal Doráti. El dúo francés ya la ha grabado, y además con este mismo director, Semyon Bychkov, por lo que cabe esperar que se produzca un entendimiento pluscuamperfecto.