Temporada OSCyL 19 2017-2018 Turno 2

OSCyL

Comprar entradas
- Sala Sinfónica
12 / 17 / 22 / 27 / 32 / 35 € • Fila OSCyL 50 € / Abonados OSCyL 40 €

Orquesta Sinfónica de Castilla y León
Jesús López Cobos, director
Javier Perianes, piano


Johannes Brahms (1833-1897), Sinfonía n.º 3 en fa mayor, op. 90

Johannes Brahms, Concierto para piano n.º 2 en si bemol mayor, op. 83


Premio Nacional de Música 2012 concedido por el Ministerio de Cultura de España, Javier Perianes está desarrollando una carrera que abarca cinco continentes, con conciertos que lo han llevado a algunas de las salas más prestigiosas del mundo, como el Carnegie Hall de Nueva York, Barbican, Royal Festival Hall y Wigmore Hall de Londres, Théâtre des Champs-Élysées de París, Philharmonie, Musikverein, Concertgebouw, etc. Ha trabajado con maestros como Barenboim, Dutoit, Mehta, Maazel, Dausgaard, Petrenko, Frühbeck de Burgos, Harding y Temirkanov. Su versatilidad y profundo conocimiento de los distintos estilos ha provocado críticas entusiastas. Así, la revista Doce notas publicó que Perianes es «un joven pianista que ha dado respuesta a las expectativas de los que hemos seguido su carrera con grandes muestras de madurez».

En el segundo programa de los dedicados a Brahms, Javier Perianes y el director emérito de la OSCyL, Jesús López Cobos, se enfrentan al Concierto para piano n.º 2, una de obra de carácter menos aristado que el n.º 1, pero que igualmente posee un gran protagonismo orquestal que a veces es difícil de equilibrar con la parte solista. Este concierto combina muy bien con la Sinfonía n.º 3, una obra muy comprometida para la sección de cuerda y en la que a veces resulta difícil extraer toda la entidad y carácter que atesora. Pero Cobos parece haberle cogido el truco ya desde su juventud, como se atestigua en una más que añeja crítica de José Luis García de Busto en El País (1983): «La Tercera sinfonía de Brahms ha sido siempre, entre nosotros y en otras latitudes, la cenicienta del grupo. Seguramente ofrece mayores problemas de montaje que sus hermanas (…) Pero López Cobos consiguió que la abierta simpatía con que fue recibido se tornara éxito grande (…) En mi opinión, fue además la versión de la Tercera lo más interesante y logrado».